Pasar al contenido principal

Naqqali, narración dramática en Irán

10
Naqqali, narración dramática en Irán

Naqqali (narracion) o Pardeh Khani es uno de los rituales antiguos en Irán, con diferentes cambios a lo largo del tiempo. Las raíces de este ritual, centrándose en su raíz léxica, que significa contar historias, se remontan a los periodos de partos y Gusans, conocidos por contar historias épicas. Aunque había otras tradiciones similares de narración de cuentos combinadas con música, en gran parte basadas en historias étnicas, nacionales y épicas de la era sasánida, lo que llamamos Naqqali, hoy en día, es un ritual próspero en la era islámica que no puede evaluarse separado de sus atribuciones religiosas. En la era islámica, Naqqali además de leer las historias épicas de Shahnameh, narración de las historias morales de Rumi e incluso las famosas historias de amor iraníes como Layla y Majnún y Khosrow y Shirin es principalmente contar historias y narraciones religiosas, especialmente en relación con Karbala y el medio día de Ashura.

Por lo tanto, existe una relación estrechamente ligada entre esta ritual y los géneros literarios como Maghtal Nevisi (las historias del martirio de Ali y su familia). Este método ha llevado a la formación de rituales famosas en relación con el evento de Karbala, entre las cuales podemos referirnos a Rowzeh Khani, que se considera una narración religiosa. Rowzeh Khani tiene sus raíces en el famoso Maghtal de Husain Vaez Kashefi (el libro del martirio), llamado Rowzeh al-Shohada, escrito en 908 AH, cuando el período safávida había comenzado en Irán; Esta obra literaria creó la base de todos los Rowzeh Khani de chiítas y en consecuencia, los rituales de ta'zieh y Shabih Khani en Irán.

Además del aspecto musical, la retórica y las altas habilidades verbales del narrador, su poderosa memoria y el dominio suficiente de las antiguas narraciones épicas, morales y religiosas, el glorioso ritual de la recitación siempre va acompañado de un elemento visual y paralelo a esta forma de expresión, varias pinturas también han aparecido en diferentes partes de Irán.

Los orígenes de estas pinturas se remontan a la era del comienzo del islam y la existencia de Naqqali religiosa. Los Búyidas, los chiitas iraníes, dieron el primer paso para crear y promover cortinas de pinturas religiosas, especialmente temas de Ashura. Más tarde, en la era safávida, cuando el rey Ismail invadió a Herāt para aplastar a los uzbekos, usaron cortinas (Pardeh) de Ashura para excitar a las tropas chiítas iraníes. Los diarios de viaje de esta época también informan de una persona llamada Qazieh Khan en la corte de Shah Safi que estaba realizando los actos de los reyes antiguos y contemporáneos usando movimientos dramáticos y emocionantes. Entre los diferentes tipos de pinturas folclóricas, narrativas y religiosas, la pintura de la cafetería (Qahveh Khanehyi) de Qajar tiene una relación estrechamente vinculada con Naqqali; algunos creen que la evolución de ritual de Rowzeh Khani desde la forma móvil de safávida a la constante de Qajar en Husainiyeh y Tekyé, puede considerarse como la raíz de estas pinturas portátiles que se han llamado Shamayel (significa Icono) o Pardeh, por lo tanto, el ritual de Naqqali cuando viene con pinturas también se llama Shamayel-Gardani O Pardeh-Dari.


Añadir nuevo comentario

Acerca de formatos de texto

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.